• julio

    22

    2019
  • 80
  • 0
Cómo evitar el calor sin aire acondicionado

Cómo evitar el calor sin aire acondicionado

La factura de la luz suele subir mucho en verano, especialmente por el uso del aire acondicionado en momentos de mucho calor. Para intentar evitar su uso al máximo hay muchas acciones que puedes llevar a cabo. En este artículo te hacemos un listado con algunas de ellas, así podrás estar más fresco ahorrando y ayudando a cuidar el planeta.

Cierra las puertas y ventanas durante el día

Durante el día mantén las puertas y ventanas cerradas y baja las persianas. En el caso de no tener persianas, instala unas cortinas. Estas acciones permitirán que no entre en casa el aire caliente del exterior y que la luz del sol no caliente el aire del interior. Para favorecer el aislamiento de tu casa, también puedes instalar ventanas de PVC, que son mucho más eficaces como aislante térmico que las ventanas de aluminio. Los cristales también pueden tener cámara interna o de doble acristalamiento. Los vidrios de control solar también son muy útiles, ya que reflejan los rayos del sol hacia afuera pero dejando entrar la luz del exterior.

vidrios de control solar

Abre las ventanas por la noche

Una vez anochece la temperatura exterior suele bajar bastante, es en ese momento cuando es mejor ventilar la casa. Para crear una corriente de aire fresco puedes abrir las ventanas de par en par, también puedes poner un ventilador al lado de la ventana y facilitar que entre el aire, pero estarías volviendo a subir la factura de la luz. El inconveniente de abrir las ventanas por la noche es que es el momento favorito de los mosquitos para entrar en nuestras casas, así que lo ideal también sería tener unas buenas mosquiteras instaladas para olvidarnos de ellos.

Intenta utilizar algunos electrodomésticos por la noche

Los electrodomésticos suelen emitir calor al utilizarse y añaden temperatura al aire de nuestra casa. Así que deberíamos usar una cantidad mínima de ellos durante el día. Por ejemplo, se puede poner el lavavajillas y la lavadora por la noche y su efecto en la temperatura de la casa será mucho menor al tener las ventanas abiertas (si seguimos el consejo anterior). También hay que recordar no dejar ningún aparato en “stand-by”, ya que esa lucecita también gasta energía.  Otra opción es cocinar en el exterior, si se tiene una barbacoa y el espacio necesario, a parte del calor de los fogones, la comida también desprende vapor al hacerse. Si cocinas alimentos fríos también evitas el calor, como las ensaladas.

Fogones de cocina

Renueva las bombillas

Hay bombillas que emiten mucho calor, como las incandescentes, que el 90% de la energía que consumen la transforman en calor. Lo mejor es sustituirlas por unas de luz LED o por unas de bajo consumo, que emiten mucho menos calor y te ayudarán a ahorrar. 

Haz más vida en la planta baja

Si tu casa tiene varias plantas, aprovecha y pasa las horas de más calor en la planta más baja, acostumbra a ser la más fresca. El aire caliente es menos denso que el frío, así que siempre tiende a subir. Por lo tanto, el aire frío se mantendrá en la parte baja de la casa o dúplex. 

Las plantas pueden ayudarte

Si tienes un patio lo suficientemente grande como para plantar árboles, hazlo. Estos pueden dar a tu casa mucha sombra e incluso frutos comestibles en diversas épocas del año según el tipo que plantes. Otra opción práctica para conseguir sombra es instalar toldos. También te pueden ayudar las plantas de interior, si tienes unas cuantas y las riegas cada poco tiempo (tampoco hay que pasarse o se pudren) también refrescan el ambiente, a parte de darte más oxígeno.

DEJA UN COMENTARIO

Tu comentario se publicará después de validarse

Cancel reply
© Copyright Tancaments.cat by Metacom BCN
WhatsApp
Hola estamos en línea.
¿Necesitas algo?