• septiembre

    25

    2018
  • 93
  • 0
Aislamiento de ventanas correderas para ahorrar energía

Aislamiento de ventanas correderas para ahorrar energía

En la actualidad las ventanas correderas son de las más populares en todos los hogares. Son ideales porque estéticamente se integran mejor en el entorno y, además, son muy cómodas ya que sus hojas que se deslizan a partir de guías horizontales.

En otros países, como Inglaterra o EEUU son habituales las ventanas correderas de desplazamiento vertical, que como su nombre indica, se deslizan hacia arriba o abajo.

Por otro lado, su mantenimiento es bastante sencillo, ya que no tienen bisagras ni cierres complicados y al ser superficies más bien lisas se limpian con mucha facilidad.

La mejor manera de aislar ventanas correderas

El aislamiento es esencial, no sólo para evitar que entre frío en invierno, si no que va a suponer un ahorro energético importante y eso se va a notar en la factura.

Hay distintas formas de aislar una ventana y a continuación os vamos a explicar algunas medidas sencillas que pueden ser aplicadas:

Burletes para las ventanas

Es una de las medidas principales y de las más sencillas de aplicar. Un burlete es una cinta adhesiva selladora que se coloca en el marco de la ventana, de esta manera, al cerrar el cierre es más hermético.

Pueden encontrarse burletes de distintos materiales, como los de espuma que duran hasta 5 años y sirven para cavidades de 1 a 5mm. También hay burletes de caucho, más adecuados para cavidades medianas o grandes y pueden durar hasta 8 años. Y los de silicona son los considerados que más mejoran el aislamiento térmico y pueden durar hasta 15 años.

Consejos para aislar ventanas correderas

Aislar el cajón de la persiana

Aunque no lo parezca, esta parte de la persiana puede afectar bastante al aislamiento y es uno de los lugares por donde más energía se pierde. Si no está bien aislado también entran ruidos externos, sobretodo en el caso de las cajas antiguas que no tienen cierres herméticos. Un truco para el cajón de la persiana es colocar un panel o placa de poliestireno en el interior de la caja para que quede más aislada.

Vidrios aislantes

Uno de los puntos débiles en aislamiento es el tipo de vidrio del que disponen las ventanas de casa. Si el marco es de buena calidad y aporta mucho aislamiento, no servirá de nada si el cristal no tiene la calidad necesaria.

Para ahorrar energía y obtener un buen aislamiento una de las mejores opciones es el vidrio de doble acristalamiento. Tiene una cámara de aire deshidratado entre las placas de vidrio que aísla tanto de las altas y bajas temperaturas, como del ruido.

Los cristales de baja emisividad mejoran el aislamiento de las ventanas sin que afecte a la cantidad de luz solar que entra. Están tratados con una capa metálica neutra y son perfectos para zonas frías con poca luz o para ventanas orientadas al norte.

Cortinas aislantes

Aunque no lo parezca, el tipo de cortinas que se escojan también van a ayudar más o menos en el aislamiento. Se puede optar por cortinas convencionales, que en mayor o menor medida siempre van a aislar y parar las pequeñas entradas de aire.

Pero si necesitas un plus puedes optar por las cortinas térmicas que son buenas aislando el frío. Hay distintos grosores y tamaños, así que cuanto más gruesa sea mejor y debe ocupar todo el espacio que ocupe la ventana para una mayor efectividad.

 

DEJA UN COMENTARIO

Tu comentario se publicará después de validarse

Cancel reply
© Copyright Tancaments.cat by Metacom BCN