• noviembre

    19

    2018
  • 167
  • 0
Consejos para evitar la condensación en ventanas

Consejos para evitar la condensación en ventanas

Cuando la temperatura del exterior es muy baja y en el interior la humedad es alta, se produce la condensación que es muy visible en cristales y ventanas. El problema puede venir cuando este agua condensada se transforma en humedad  y llega a mojar suelo y paredes, provocando así la aparición de microorganismos (como el moho) perjudiciales para la salud.

¿Por qué se produce la condensación en ventanas?

La condensación interior en las ventanas se produce porque hay vapor en el aire interior, que se genera por acciones muy cotidianas como respirar, cocinar, planchar o ducharnos, por ejemplo.

El tipo de aislamiento de tus ventanas y puertas exteriores tiene relación con la aparición de condensación en el hogar. Hay que señalar que las ventanas, ya sean de aluminio o PVC, no tienen componentes porosos y es por eso que no pueden eliminar el agua que se crea por la condensación.

En el caso de la madera, que sí es porosa, puede absorber esa humedad, pero por contra se hinchará o deformará, con lo cual se acabará estropeando.

Si el problema de condensación es muy grave, puede llegar a afectar a la pintura de las paredes, la generación de manchas y de moho. La humedad que se produce, también puede afectar a pavimentos de madera y hacer que se estropeen y deban ser sustituidos.

Ventilar y deshumidificar

humedad en las ventanas

Aunque parezca una obviedad, una de las mejores maneras para evitar terribles consecuencias de las humedad es ventilar con regularidad. Ventilando, no solo renovamos el aire de casa, si no que las humedades se igualan y se evitan condensaciones.

Lo ideal es crear una corriente de aire abriendo las ventanas de los extremos y así que se renueve todo el aire del interior.

Colocar un deshumidificador también puede ser útil para tratar de absorber el máximo de humedad del interior y así minimizar los efectos de la condensación.

Instalar las ventanas adecuadas

Ya hemos comentado que la condensación se produce por un contraste de temperatura y de humedad entre interior y exterior. Por ello es importante que las ventanas sean las adecuadas para este tipo de ambientes.

Está claro, que si pensamos en España a nivel global, no hay la misma humedad en las provincias del norte que en las del sur. Es más que probable que en el Norte tengan muchos más problemas de condensación y, por lo tanto, si vives en una zona con alto contraste de frío y humedad hay ciertas medidas que debes tomar.

Una de ellas es colocar ventanas y puertas exteriores con rotura de puente térmico. Esto ayudará a minimizar la condensación a pesar del contraste de temperatura y humedad.

Los vidrios también aíslan

Los vidrios también tienen un papel destacado para la condensación. Entre las opciones que ayudan a evitar las humedades están los de múltiple acristalamiento, que reducen ruidos, pero también aíslan de las temperaturas exterior.

Este tipo de cristales tienen un espacio vacío entre capa y capa que hace que se incremente notablemente su eficiencia térmica. Para incrementar su efecto aislante, algunos fabricantes añaden gases entre cristal y cristal que pueden retener el calor en temporadas de frío o reducirlo en temporadas de calor.

También, existen los vidrios de baja emisividad, que como su nombre indica, se encargan de reducir considerablemente la pérdida de calor y mejoran la eficiencia energética del hogar. Se encargan de reflejar la energía calorífica que se crea en el interior con los dispositivos de calefacción y devolverlo al interior antes de que se pierda.

DEJA UN COMENTARIO

Tu comentario se publicará después de validarse

Cancel reply
© Copyright Tancaments.cat by Metacom BCN