• junio

    17

    2020
  • 101
  • 0
Cómo limpiar y desinfectar el PVC y el aluminio

Cómo limpiar y desinfectar el PVC y el aluminio

En tiempos de coronavirus es especialmente importante la higiene en casa. De hecho, la actual situación de alarma es la oportunidad perfecta para limpiar a fondo todos los rincones olvidados, así como las cortinas, cojines, alfombras y fondos de armario, pero también las ventanas y puertas de PVC, de madera o de aluminio. 

Ahora más que nunca la cuarentena nos exige limpiar la suciedad acumulada durante la estación más fría del año. El primer paso es ordenar y liberar espacio, y después usar bayetas nuevas, guantes desechables y un gel desinfectante. A continuación te damos información práctica sobre ello. 

Una correcta limpieza de las ventanas de PVC

En realidad, los mayores focos de infección de Covid-19 en el hogar son la cocina y el baño. Por ello, en cuanto a los perfiles, cristales y juntas de las ventanas de PVC de estas instancias, se recomienda evitar los paños secos, cepillos rasposos, papel de lija, estropajos u otros utensilios rígidos y ásperos, ya que rayan la superficie. Ciertamente, es suficiente con humedecer una bayeta suave o un papel de cocina con un poco de detergente suave o un limpiacristales y agua templada. 

En realidad, el jabón neutro es ideal, mientras que los productos que contienen disolventes -así como el amoníaco, aguafuerte o salfumán- pueden resultar abrasivos para eliminar las impurezas de la zona. Además, respecto a los herrajes de este tipo de ventanas es aconsejable el engrase con aceites adecuados.

En el caso de las ventanas de PVC, existen productos específicos para su limpieza impecable. En cambio, con las ventanas de madera el mantenimiento es más laborioso: necesitan ser barnizadas con un tratamiento continuo para que el material no se deteriore, pudra o sea atacada por insectos. ¡Larga vida a las ventanas!

 

Hombre limpiando ventanas

Cómo desinfectar el aluminio

En nuestras viviendas los objetos de aluminio suelen ser abundantes. Aunque se trate de un material resistente no deja de ser importante cuidarlo correctamente, ya que puede llegar a oxidarse, y por lo tanto, desgastarse y pasar a ser inservible. Algunos de los pasos para limpiar el aluminio son:

  • Usar guantes, porque los ácidos que se sueltan durante el proceso son perjudiciales para nuestra piel.
  • Ventilar el lugar de forma adecuada, ya que según las asociaciones de técnicos de climatización europeas, esta medida puede reducir considerablemente el riesgo de contagio del virus.
  • Limpiar con movimientos en ida y vuelta, y nunca de circulares. De esta forma, el resultado será uniforme, es decir, todas las zonas estarán limpias por igual.
  • En el mercado hay muchos productos químicos de limpieza para dicho metal. Aun así, existen algunos trucos caseros a la hora de lavarlo y pulirlo, entre ellos el vinagre blanco -tiene una acidez natural-, la harina y la sal, o también la cebolla o el bicarbonato sódico y jugo limón. Por ejemplo, con los tres primeros podemos formar una pasta efectiva y después frotar con una esponja previamente empapada. ¡Y listo!
  • Otra opción para esta tarea es acudir a profesionales de la limpieza.

¿Vas a seguir todos nuestros pasos? No dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo. Estamos 100% dispuestos a ayudarte y asesorarte para mantener tu vivienda en perfectas condiciones.

DEJA UN COMENTARIO

Your comment will be published within 24 hours.

© Copyright Tancaments.cat por Metacom Inbound
WhatsApp Hola estamos en línea. ¿Necesitas algo?